Sonríe

Sonríe

Podríamos decir que sonreír y reír son los embellecedores más naturales que existen.

A nivel neurológico, la sonrisa es un levantador natural del estado de ánimo, que libera los potentes neurotransmisores y endorfinas que estimulan la felicidad y fortalecen la salud.

Al sonreír y reír nuestros músculos faciales, especialmente los que rodean los ojos, se contraen. Esta acción provoca la liberación de mensajeros moleculares que nos guían hacia un estado mas sereno y mas feliz.

Para nuestras células, ese efecto ofrece rejuvenecimiento y reparación.

Es maravilloso observar que cuanto más sonríes, más feliz y más tranquilo te sientes, incluso cuando ya no estás sonriendo, a nivel fisiológico la alegría se aferra a ti.

 

Sonríe para sentirte mejor

Sin embargo también puede ocurrir lo contrario; si sonríes, incluso aunque no sea genuinamente, tu cerebro también recibe esa información de los músculos faciales. Entiende que estás sonriendo y que por lo tanto hay algo que debe estar poniéndote contento, así que tu estado emocional empieza a cambiar hacia el optimismo. Comenzarás a sentirte más alegre poco a poco.

 

Con tu sonrisa puedes ayudar a alguien que no esta pasando por un buen momento.

Un estudio llevado a cabo con técnicas de neuroimagen ha demostrado que la sonrisa de otra persona puede activar nuestro propio circuito de recompensa. Por ello es tan importante para las personas que pasan por un mal momento que estén en compañía de personas que les sonrían de un modo amable y sincero. Y si además, son capaces de utilizar el sentido del humor mejor que mejor.

Si tu sonríes conseguirás transmitir tu bienestar a las personas que te vean sonreír.

 

Sonríe hacia tu corazón

Prueba a sonreír también hacia tu interior, sus beneficios van mas allá de combatir las emociones negativas, o de relajar el cuerpo.

Dibuja en ti un sentimiento amoroso, una «sonrisa interior».

Deja que esa sonrisa llegue hasta tu corazón eliminando obstáculos y bloqueos energéticos.

Es hermoso despertar cada mañana con una sonrisa, y sintiendo gratitud.

 

Disfruta

Foto: Gabrielle Strijewski

Deja una respuesta