Remedios naturales invernales II

Remedios naturales invernales II

En este post me gustaría hablar sobre tres imprescindibles para mi en invierno. La miel, el jengibre y la cúrcuma. Estos tres super aliados pueden ayudar a tu cuerpo a defenderse contra enfermedades causadas por el clima frío.

Miel cruda

La miel cruda es un superalimento. Es muy importante elegir la versión cruda no pasteurizada ni procesada para obtener todos sus beneficios y nutrientes.

La miel cruda es anti-todo… es antibacteriana, antiviral y antifúngica. También es antiinflamatoria y alcalinizante.

Se usa para tratar la congestión respiratoria, la bronquitis, el asma y además calma el dolor de garganta.
No solo es buena para el resfriado común, la miel cruda ayuda también a combatir bacterias y hongos en tu cuerpo en general.

Como tomarla

La miel cruda es increíblemente versátil, la puedes utilizar como sustituto de el azúcar, pero para aprovechar todos sus  beneficios, es mejor consumirla directamente del tarro.

Jengibre

La raíz de Jengibre ha sido utilizada por cientos de culturas durante miles de años.
De hecho, se cree que el jengibre es el condimento más utilizado en el mundo. Me encanta su sabor potente, fresco y picante.
De la misma familia que la poderosa cúrcuma, el jengibre ha sido objeto de muchos estudios médicos para su uso en el tratamiento de todo, desde cáncer hasta úlceras.

Los principales componentes beneficiosos en el jengibre son los gingeroles, con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias súper poderosas. Se ha demostrado que estos gingeroles ayudan en la prevención de las enfermedades cardíacas y otras dolencias relacionadas con la sangre y los vasos sanguíneos previniendo los coágulos.
También se ha demostrado que son efectivos en el tratamiento de la diabetes, ciertas formas de cáncer, úlceras estomacales y reflujo ácido.

El jengibre también se ha utilizado durante siglos como ayuda digestiva, ya que relaja los músculos responsables de mover los alimentos del estómago a los intestinos.

Es excelente en el tratamiento de resfriados o gripes, ya que calienta el cuerpo, estimula el drenaje linfático y aumenta la saliva que lubrica la garganta. Se ha demostrado que las propiedades antibacterianas del jengibre matan las bacterias y otras infecciones.

Como tomarlo

Es muy fácil incorporar Jengibre a tu rutina. Me encanta agregar una rodaja de jengibre fresco a mi infusión, o preparar un té con jengibre recién cortado, limón y miel cruda. A veces pongo también en esta mezcla anís estrellado, esta buenísimo.
Puedes usar jengibre en recetas dulces y saladas.

Cúrcuma

La cúrcuma es básicamente una súper especia, es una raíz con un gran poder antiinflamatorio que se ha usado durante siglos para tratar todo tipo de dolencias.
El compuesto activo de la cúrcuma, la curcumina, ha sido ampliamente estudiado por su potencial para combatir enfermedades y sus beneficios preventivos para la salud.

 

 

Contra la inflamación.

La inflamación es la causa principal de muchas afecciones de salud, como el síndrome metabólico, enfermedades cardíacas e incluso el cáncer. También se ha demostrado que la inflamación desempeña un papel en el deterioro cognitivo. Las poderosas propiedades antiinflamatorias de la cúrcuma pueden ser de gran ayuda.

Estimula tu sistema inmunológico.

La cúrcuma aumenta la capacidad antioxidante y ayuda a combatir el daño por radicales libres. Esto es especialmente bueno para el sistema inmunitario y la función cerebral.
Además es antiinflamatoria, antioxidante y antimicrobiana.

Las propiedades antioxidantes de la cúrcuma también benefician nuestra apariencia al proteger la piel del daño causado por los radicales libres, como los contaminantes ambientales.

Alivia el dolor en las articulaciones.

Los beneficios antiinflamatorios de la curcumina pueden ayudar a aliviar el dolor en las articulaciones en los días fríos. Los estudios han demostrado resultados prometedores en la capacidad de la cúrcuma para controlar el dolor y la inflamación asociados con la artritis.

Como tomarla

Si bien la curcumina no se absorbe tan bien en el torrente sanguíneo, consumirla con pimienta negra mejora la absorción, gracias a una sustancia en la pimienta llamada piperina.

Puedes tomarla con agua en forma de infusión.

Pon una cucharadita de cúrcuma en polvo en un cacito con agua y deja hervir . Quita el agua del fuego y agrega un cuarto de cucharadita de jengibre molido y pimienta negra. También puedes tomarla con leche de coco en lugar de agua. Debido a que la curcumina es soluble en grasa, consumirla con alimentos o bebidas que contengan grasa te ayudará a absorberla con mayor eficacia.
A mi también me gusta añadirla en caldos de verduras. Tras cocer las verduras añado un trozo de cúrcuma fresca y lo pongo todo en la batidora.

Puedes tomarla en forma de té, cocinada, cruda, en polvo…

Cuídate mucho en los meses mas fríos. Combina Yoga y Meditación con actividades al aire libre. Recuerda comer sano con muchas verduras y frutas de temporada, y por supuesto bebe mucha agua.

¡Disfruta!

Deja una respuesta