Empieza el año con buen pie

Empieza el año con buen pie

Las vacaciones de Navidad son días bonitos para reunirse con familia y amigos, para celebrar y descansar, deberíamos estar alegres… pero en realidad no siempre es así para muchas personas.
Las fiestas navideñas también pueden crear estrés. Debido a que salimos de nuestra rutina diaria y hemos de adaptarnos a dinámicas familiares que no siempre son fáciles. Los viajes, el exceso de comida, la presión para encontrar el regalo perfecto…

Y al final en vez de empezar el año descansados y ligeros, lo hacemos con estrés, tensión, dolor, problemas digestivos, agobio… Ufff.

Lo bueno es que el estrés es solo una reacción, y todos tenemos el poder de elegir como reaccionar ante cualquier situación.

Tener las herramientas necesarias para controlarlo puede hacer que sea mucho más fácil aprovechar los días de vacaciones con alegría.

Quizás te apetezca leer algunos trucos para mantener la calma y el bienestar durante las vacaciones y empezar el año nuevo con buen pie.

Acepta

Cuando estás fuera de casa, no puedes pretender que todo sea como en la tuya. Acepta que habrá cambios horarios, que la comida no será la misma, que el ritmo cambiará.

Estar en un estado de resentimiento, enfado o frustración puede ponerte en tensión y de mal humor. En lugar de eso, elige perdonar y aceptar a tu familia y la dinámica que vaya surgiendo y te sentirás al instante más ligero y más tranquilo, lo que hará que las vacaciones sean mucho más agradables.

Respira

Os he hablado muchas veces del poder de la respiración. Puede convertirse en una herramienta imprescindible para el control del estrés.Con algo tan simple como la respiración consciente puedes cambiarlo todo. Además puedes practicar en cualquier lugar.

Inhala por la nariz contando mentalmente cinco segundos, siente como el aire se expande a través de tu caja torácica y pulmones. Luego, exhala durante cinco segundos a través de la boca emitiendo el sonido AAHHH…. Relajando así la mandíbula y los hombros. Repite varias veces.Recuerda que la respiración aumenta de manera expansiva el metabolismo y también el flujo de oxígeno.

Movimiento

Para mi es probablemente lo mas importante.

Cuando hablo de movimiento hablo de Yoga, caminar o cualquier forma de fluir que se te ocurra.

Una sencilla práctica de Yoga al lado de tu cama antes de comenzar el día te ayudará a alinearte y enfocarte.

O a lo mejor por la noche, es una buena manera de soltar tensiones acumuladas durante el día y una gran ayuda para dormir mejor.

Tanto si pasas tus vacaciones en la ciudad o en un entorno rural, sal fuera a caminar. Disfruta de un paseo al aire libre, detente a observar los pequeños detalles sin juzgar y simplemente disfruta.

Foto: Chus Codesal
Foto: Chus Codesal

 

 

Foto: Chus Codesal
Foto: Chus Codesal

 

Medita

Aun si no tienes experiencia meditando es una buena opción anti estrés.

La desconexión mental puede afectar a tu forma de pensar, y sabemos por multitud de estudios científicos que la meditación ayuda a reducir el estrés y liberar la tensión.

No es complicado, solo cierra los ojos, conecta con tu respiración y ya está. Intenta mantener la atención en la respiración, y si tu mente se distrae… no pasa nada, deja que ese pensamiento fluya y vuelve a conectar de nuevo con tu respiración, es así de simple.

Practica la Gratitud

Esto si que es un hábito saludable que transformará por completo la energía que te rodea.

Al levantarte, párate en el filo de tu cama y piensa en sólo tres cosas por las que te sientas agradecido.

Cuando estés cocinando, cuando te sientes a la mesa con tus familiares y amigos.

Enfócate el lo bueno y todo irá bien.

Menos es Mas

Menos es mas, una frase para reflexionar en estos días de compras y de excesos.

Detente por un momento a pensar si tu hijo realmente necesita cinco regalos en Navidad…O si tu necesitas comer tanto, por ejemplo.

Menos regalos significa menos estrés y menos gasto. Es cierto que cuando se tiene mucho, no se le da el valor suficiente a las cosas.

Desconecta

Nada te alejará mas del momento presente que estar constantemente mirando el móvil o navegando por las redes sociales.

En estos días de vacaciones decide darte una desintoxicación digital.

Aprovecha el tiempo libre para pasarlo con los tuyos, pero de verdad.

Disfruta de unos días con actitud relajada y positiva. Detente a escuchar a los demás y sonríe.

Deja un comentario

Cerrar menú