Nuevo año, nueva perspectiva

Nuevo año, nueva perspectiva

Nos gusta empezar el año llenos de proyectos e ilusiones. Estos retos a veces nos hacen ser muy autoexigentes, nos cargan de responsabilidades, incertidumbres, preocupaciones, mucho trabajo y estrés.

Antes de empezar el nuevo año, ten en cuenta todos tus logros, honra todo lo que te ha sucedido en 2015, y crearás un espacio para todo lo que te espera en 2016.

Este mes trabajaremos diferentes técnicas que te ayudarán a gestionar el estrés de otra manera, a enfocar, a mantener la motivación, la concentración y la energía vital para poder llevar a cabo tus proyectos.
Dinámicas que te enseñan a dejar fluir las cosas, a soltar, a confiar en la vida, a abrir la mente, a aceptar y a ser paciente. Yo he aprendido muchas de estas cosas gracias a la práctica de yoga.

Para conectarte con la tierra, haremos trabajo de pies y piernas.
Incluiremos aperturas de pecho, pulmones y corazón generando energía positiva y aumentando la capacidad respiratoria.
Pondremos especial atención en el abdomen y la columna, con flexiones, lateralizaciones, extensiones y torsiones, que te permitan  estimular el sistema digestivo y desintoxicar el cuerpo, especialmente el hígado, colon y estómago después de los excesos de la navidad.

Con secuencias fluidas y frescas, conseguirás conectar con tu mejor intención para empezar el nuevo año con claridad y energía.

El yoga te ayuda a alcanzar tus propósitos y a disfrutar del proceso. A poner tu atención en lo que te da alegría y te entusiasma de verdad, en aquello que saca lo mejor de ti, y te estimula a seguir creciendo.

Un nuevo año, un nuevo día, un nuevo momento. Recuerda que tu energía va allí donde pones tu atención.

Adiós con gratitud al 2015.

Hola con una sonrisa e ilusión al 2016!

 

Deja un comentario

Cerrar menú