Come con corazón

Come con corazón

Si algo me ha enseñado el Yoga es a ser consciente. Consciente a muchos niveles, y uno de ellos ha sido la alimentación.

Ahora en verano salimos mas y comemos a menudo fuera de casa.

Cuando tenemos una mala alimentación lo notamos enseguida. La energía es diferente, quizá estamos mas cansados, pesados, puedes sentir dolor de estómago, de cabeza, mal humor…

Una buena manera de empezar a cuidarte en este aspecto es reducir poco a poco el consumo de azúcar, lácteos, carnes, productos refinados…  sobre todo no te prohíbas nada, hazlo progresivamente y con mucho respeto.

Come bien en verano

A nivel energético el verano es dinámico y con mucho movimiento, lleno de chispa y vitalidad.

Lo ideal es tomar productos de temporada, platos con mucho colorido, de sabores refrescantes.

Cocina con salteados cortos e incrementa los crudos en gazpachos, ensaladas, frutas…

Se creativo, utiliza frutos secos, hiervas aromáticas frescas, germinados… lo que te apetezca!
No olvides los hidratos, prueba arroces de grano largo en ensaladas mmmm…!

Busca también tu aporte diario de proteína. Algo de pescado y proteína vegetal, a mi me encanta el garbanzo por su versatilidad, pruébalo en ensaladas, hummus, etc.

Con la alimentación pasa igual que con el Yoga, los cambios se notan enseguida!

Te sentirás mas vital, con mas energía, lo notarás incluso en tu aspecto, veras tu piel mas luminosa y el cabello mas fuerte.

También los beneficios de la buena alimentación llegaran a tu mente y a tus emociones.

El ritual empieza al hacer la compra

El ir al mercado puede ser una bonita experiencia. A mi me encanta elegir los productos, ver, oler, descubrir de donde vienen…

Se consciente también de la cantidad que compras, mas vale menos y mas a menudo y así evitarás tirar comida.

En la cocina

Si cocinas tu, no olvides añadir el ingrediente mas importante, EL AMOR!

Trata el producto con respeto, mima cada detalle de tu plato, pon toda tu atención en ello y disfruta.

Siéntate bien

Toma asiento y marca suavemente la curvatura lumbar sacando tus glúteos hacia fuera. Pon una base estable sobre los isquiones. Alarga la columna, levanta los costados, deja espacio en la zona del plexo y también en los pulmones,  suaviza los hombros… Toma varias respiraciones… ahora es un buen  momento para agradecer…

Prueba a comer sin tele, sin móvil, sin tablet

Siéntate a comer sin prisas y disfruta, tanto si estás solo ( una oportunidad para conectar contigo mismo), o acompañado. Saborea cada bocado, respira…

Deja un comentario

Cerrar menú