Yoga, tratamiento para reducir la depresión en mujeres embarazadas e impulsar la vinculación materna

Yoga, tratamiento para reducir la depresión en mujeres embarazadas e impulsar la vinculación materna

Como he comentado anteriormente, en mis dos embarazos practique yoga y me fue de gran ayuda a nivel, físico, mental y sobre todo emocional.

Este año en mis clases he podido ver a varias alumnas que han optado por practicar yoga en este momento tan importante para nosotras, y los resultados han sido muy positivos.

No obstante son experiencias personales, que pueden parecer subjetivas a la hora de tomar la decisión.

Hay mucha información sobre los beneficios del yoga en el embarazo, pero en la Universidad de Michigan fueron pioneros en mostrarnos evidencias científicas acerca de ello, y afirmar que el  yoga puede ser un tratamiento eficaz para las nuevas madres con depresión.

Ann Arbor, Michigan
No es ningún secreto que las hormonas del embarazo pueden alterar los estados de ánimo, pero para algunas futuras mamás, o lo que es mucho peor: 1 de cada 5 sufre una depresión mas fuerte.

Las mujeres embarazadas que fueron identificadas como psiquiátricamente de alto riesgo y que participaron durante 10 semanas en clases de yoga, registraron una importante reducción en los síntomas de depresión, según un estudio de viabilidad piloto de la Universidad de Michigan Health System. Las madres también reportaron mayor apego a sus bebés en el útero.

Los hallazgos fueron publicados en Terapias Complementarias en la práctica clínica.

«Oímos hablar a mujeres embarazadas que practican yoga para reducir el estrés, pero no hay datos sobre la eficacia de este método «, dice la autora principal María Muzik, profesora asistente de psiquiatría y asistente científico de investigación en el Centro de Crecimiento y Desarrollo Humano.

«Nuestro trabajo proporciona la primera evidencia de que el yoga puede ser una alternativa eficaz a los tratamientos farmacéuticos para las mujeres embarazadas que muestran signos de depresión.”

«Esto ayuda a la madre y al bienestar del bebé.»

Los trastornos mentales durante el embarazo, incluyendo depresión y la ansiedad, se han convertido en un problema de salud grave. Los cambios hormonales, la predisposición genética y factores sociales crean el marco para que algunas futuras mamás puedan experimentar irritabilidad persistente, sentimientos de estar abrumada y la incapacidad para hacer frente al estrés.

Sin tratamiento, estos síntomas tienen riesgos de salud tanto para la madre, como para el bebé, incluyendo aumento de peso, la preeclampsia, el parto prematuro y problemas en la vinculación con el nuevo bebé.

Mientras que los antidepresivos han demostrado  tratar con eficacia estos trastornos del estado de ánimo, Muzik dice que estudios anteriores muestran que muchas mujeres embarazadas son reacias a tomar estos medicamentos debido a la preocupación por la seguridad de su bebé.

La evidencia sugiere que las mujeres se sienten más cómodas con los tratamientos no tradicionales, incluyendo la medicina a base de hierbas, técnicas de relajación y el trabajo cuerpo-mente.

El  yoga  combina el enfoque meditativo con posturas físicas , y ha demostrado ser un método muy valido, para combatir el estrés y aumentar la energía.

«La investigación sobre el impacto del yoga en las mujeres embarazadas es limitada, pero alentadora», dice Muzik. «Este estudio sienta las bases para futuras investigaciones sobre cómo el yoga puede conducir a una sensación de fortaleza  y actitud positiva hacia el embarazo.»

Este estudio demuestra de una forma objetiva que practicar yoga durante el embarazo es una buena alternativa.

Deja un comentario

Cerrar menú