Respira para ser más feliz

Respira para ser más feliz

Para mi el trabajo respiratorio es tan importante como el trabajo físico en una practica de Yoga.
Realmente aprender a respirar te puede cambiar la vida.
El simple hecho de tomar una respiración profunda y consciente te hace sentir mejor al instante.

Suelo empezar o terminar mis clases de yoga con unos minutos de pranayama. Es necesario un tiempo para llegar, para conectar, o para recoger los beneficios de la práctica física. Y a través de la atención a la respiración es muy fácil.

En clase de Yoga aprendemos a respirar en movimiento,  o durante una postura estática, o en un estado meditativo. La respiración es la base para la atención plena y la apreciación de los aspectos simples de la vida. Usar la respiración para ser más consciente en el momento puede alterar y revitalizar tu estado de ser, creando claridad y concentración al calmar o estimular el sistema nervioso. Aprender a respirar puede hacerte literalmente mas feliz!

¿Cómo funciona en nuestros cuerpos?

Somos la única especie en el planeta que puede modificar deliberadamente la velocidad de la respiración. Otros mamíferos acuáticos pueden contener la respiración pero cambiar físicamente el patrón de inhalación y exhalación, para afectar conscientemente nuestro sistema nervioso, es específico de los humanos.

El nervio vago es un nervio largo que se extiende desde la base del cerebro, por la parte frontal de la columna vertebral y entra en el diafragma (el músculo que controla la respiración). Es responsable de nuestro modo simpático de «luchar o huir», así como de nuestro modo parasimpático de relajación, «descanso y digestión». Si nuestra respiración está en la parte superior de nuestro pecho y es rápida y está tensa, el diafragma aprieta el nervio vago, enviando las señales al cerebro que necesitamos para «prepararnos para la acción». En cambio, cuando tomamos respiraciones largas, lentas y controladas desde el abdomen, es como si el diafragma le diera al nervio vago un agradable masaje de calma y enviara señales al cerebro para relajar el cuerpo.

Y cuando consigues respirar de manera consciente…

Realmente una sesión de respiración prolongada puede ser profundamente transformadora.
Te puede hacer sentir fácilmente mas alegre y brillante. Ayuda a revitalizar todo tu ser, a calmar tu sistema nervioso, a relajarte o activarte.
Una sesión de respiración consciente en cualquiera de sus técnicas es una oportunidad preciosa para transformar tu estado.
Poco a poco iremos profundizando en diferentes técnicas de respiración consciente.

A continuación te propongo un ejercicio muy simple y efectivo para calmar la mente y enfocarte en la respiración.

Ejercicio de respiración simple

Puedes estar de pie, sentado o acostado, con los ojos abiertos o cerrados, en el interior o al aire libre. Esta técnica de respiración se puede hacer en cualquier lugar, en cualquier momento. Allá vamos….

Observa cómo estás respirando. ¿Rápido o lento? Profundo o superficial? ¿Respiras en tu pecho o en la barriga? ¿Estás respirando por la boca o por la nariz?, sólo observa durante unos segundos.
Empieza ahora a inhalar y a exhalar por la nariz. Reduce un poco la velocidad. Respira profundamente y permite que tu vientre suba y baje (como un globo cuando se llena y cuando se vacía).
Comienza a contar mentalmente los segundos: Inhala: 1 … 2 … 3 … 4. Exhala: 1 … 2 … 3 … 4. Intenta mantener el foco en la respiración durante 5 minutos o mas mientras cuentas mentalmente.

Esta técnica básica de respiración puede alterar tu estado. Y es tan simple que puedes aplicarla en cualquier momento y lugar.
Me parece una herramienta maravillosa y simple al alcance de todos. Es fácil incluso para que los niños la puedan aprender.

Disfruta.

Foto: Gabrielle Striiewski

Deja un comentario

Cerrar menú