Días de sol

Días de sol

El verano aumenta el pitta (fuego en ayurveda), por lo que es bueno compensarlo con actividades y elecciones cotidianas que nos ayuden a mantener la paz interior, y nos permitan enfriar el cuerpo y la mente. Descubre la práctica ideal para estos días.

Posturas o asanas

Aunque el calor nos pueda dar un poco de letargo y pensar en movernos puede no ser la idea más atractiva de todas (tu corazón tiene que trabajar más), no abandones tu práctica durante el verano.

Nuestro cuerpo sigue necesitando las asanas para mantener su flexibilidad y fortaleza, para oxigenarse, desintoxicarse, y también para el funcionamiento adecuado de los órganos internos y procesos vitales. Nuestra mente también necesita sus efectos calmantes, ahora más que en ningún otro momento del año.

En nuestras clases adaptamos la práctica a este periodo.

Algunos ejemplos de asanas son:

El saludo a la luna que tiene un flujo de energía más adecuado para el verano

Posturas como el puente, que son muy positivas y adecuadas para esta época del año.

Estiramiento hacia delante para piernas y espalda, como la postura de la pinza. 

Las posturas de giro de columna, o torsiones.

Para respiración o Pranayama proponemos:

– Uno muy sencillo es Sadanta; siéntate con la espalda recta, junta los dientes superiores con los inferiores y abriendo los labios, respira por los espacios entre los dientes, sintiendo el aire frío. Exhala por la nariz.

– Sitali quiere decir en sánscrito calmante y este pranayama, es también apropiado para esta época del año. Saca la lengua y dale forma de tubo. Inspira a través de este espacio, guarda la lengua y retén unos segundos. Exhala por la nariz.

En meditación, trabajamos un Yoga Nidra refrescante, ideal para el calor.

La práctica de asanas, pranayama y meditación nos ayuda a sentirnos más calmados, enfocados, fuertes y flexibles durante el verano. Recuerda que una alimentación adecuada y una buena hidratación son muy importantes.

Deja un comentario

Cerrar menú